julymurillo

A mi provincia de Cádiz

In LETRAS ANDALUZAS on 2008-08-31 at 16:59

Hoy he vuelto a mi infancia y a los recuerdos dormidos
en los oscuros confines de mi mente. He soñado
el regreso de amores y experiencias del pasado
y he llorado la ausencia de aquellos que se han ido.

He querido recorrer esas plazas y avenidas
en un lento paseo de emociones y añoranzas
y he gozado viendo salir el sol en lontananza
sobre un cielo anaranjado de nueva amanecida

He pasado de nuevo por tu parque y alameda
y he leído los mensajes en el árbol centenario
donde encontraba el amor su refugio y escenario
y se besaron promesas, mirando las estrellas.

Recordé el rubor y emotivo gozo de aquel beso
que por primera vez hizo sentirme enamorado
o la sensación amarga de saberme rechazado
y el cigarro que estrenaba tosiendo con exceso.

Recuerdos de una infancia que están en la memoria,
escenas de una vida por siempre irrepetible,
familiares que se fueron, amigos que no existen,
angustias y alegrías, pasajes de mi historia.

Casas blancas y encaladas, dando lustre a la ciudad,
playas de fina arena y olas que vienen y van
espumosas y tranquilas esparciendo brisa y sal,
siento muy dentro la pena de mi triste soledad.

Turística y vinatera, de afamada artesanía,
cuna del arte flamenco, agrícola y ganadera,
distinguida y señorial, divertida y jaranera
sol y calor en tu costa, nieve allá en tu serranía.

No me importaría morir fundido entre tus olas,
abrazando amoroso tu faro y tu caleta,
quiero tu mar azul y profundo como meta
y que velen mis cenizas sonoras caracolas.

Desearía en mi final ver tu sol anaranjado
cuando se va ocultando más allá del horizonte
y adentrarme en tu brisa que arrulla playa y monte
para abrazarte amoroso en mi sueño inacabado.

Siento en lo más recóndito del alma que me llamas
y sé que cuando muera mi cuerpo estará ausente
de tu tierra, tu cielo y tu sol resplandeciente…
Solo espero encontrarte en mi eterna retirada.

Así que cuando llegue ese momento tan temido
en el que surja inevitable el final de mi existencia,
deseo descansar por siempre fundido con tu esencia
y mecerme entre tus olas en polvo convertido.

Tornaré sin vida hasta esa tierra prodigiosa
donde quiso el destino que fuera mi llegada
y entre olas de espuma o fuerte marejada
descubriré tu inmensidad eterna y misteriosa.

Cádiz fenicia, romana, árabe y cristiana
ciudad trimilenaria que canta cuando reza
y llora cuando canta, apelo a tu nobleza.
para recibir a este hijo pródigo mañana.

Si no fuera posible mi póstumo retorno
por alguna circunstancia ajena a mis anhelos,
que lancen mis restos cenicientos a los cielos.
No quiero sepultura, ni lápida, ni adorno.

Sólo espero el recuerdo de aquellos que he querido,
si son creyentes que recen, si no sólo me añoren.
Una flor impregnada de besos y de amores
marcará el lugar de ese adiós definitivo.

Entonces conoceré el final de ese camino
que me tienen tras la muerte preparado,
cuando por etéreos espacios haya viajado
hasta encontrar en Cádiz mi sueño y mi destino.

FELIX ARBOLI, Cádiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: