julymurillo

Narciso

In ALGO DE CUENTO, LETRAS PORTUGUESAS on 2008-09-01 at 19:24

Narciso se cansó de contemplarse en charcos y arroyos. Se hizo urbano y consiguió un empleo. ¡Pulidor de espejos! El patrón estaba feliz. Nunca había conseguido un empleado tan apasionado por su trabajo. ¡Hasta hacía horas extra por gusto! Un día Narciso hizo una experiencia. Esperó con ansiedad la salida de los restantes empleados y del patrón. Tomó los últimos dos espejos que había pulido, cada uno de dos metros de altura por uno de ancho (encargados por una tienda de ropa) y los posicionó, uno enfrente del otro, las superficies tan paralelas como fue posible. Se descalzó, se sacó toda la ropa y, completamente desnudo, se colocó entre los espejos. Cuando miró su imagen multiplicada hasta al infinito, una onda de placer con una intensidad que no suponía posible hizo vibrar cada nervio de su cuerpo, hizo resonar cada neurona de su cerebro… Murió de sobredosis.

JOAO VENTURA

Traducción del portugués: GvH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: