julymurillo

Archive for 12/04/09|Daily archive page

Dromedario de la lengua española VI

In ALGO DE HUMOR on 2009-04-12 at 22:08

F . Sexta letra del abecedario español y cuarta de sus consonantes. Sin ella no existirían fechorías, fin de mes o funerales. Una letra espantosa, sin duda.

Fama. Popularidad, efímera como un plato de cordero asado, alcanzada por medios tan indecorosos como esculpir el Quijote, pintar El Danubio Azul o componer La Capilla Sixtina.

Favila. Según el prestigioso historiador Luis Sánchez Pollack, Favila fue un aspirante a rey astur devorado por un oso en defensa propia.

Fernando VII. Afamado monarca español cuyas desmesuradas patillas le granjearon un bien merecido puesto entre aquellos que la Historia recordará ad eternum.

Ferruginoso. Potingue anaranjado de sabor desagradable que recetan los médicos a sus pacientes, obvia observación, cuando desconocen la causa de sus males.

Fiebre de Malta. Síndrome provocado por un exceso de cerveza en la dieta. Se caracteriza por una imperiosa necesidad de cantar temas regionales de madrugada.

Filantropía. Incomprensible y patológico amor al género humano que lleva al afectado a la total destrucción.

Filibustero. Director de banco que, carente de toda hipocresía, recibe a sus clientes con un sable en la mano y la correspondiente bandera pirata colgada tras su escritorio.

Filmografía. Conjunto de los crímenes contra la humanidad cometidos por ciertos cineastas.

Flama. Fama adquirida tras quemarse a lo bonzo frente a cualquier ayuntamiento, vaya usted a saber por qué…

Flan. Persona muy asustada y recubierta de caramelo.

Flechar. Escribir la fecha en un documento o similar utilizando la punta de una flecha y la sangre del enemigo abatido con ella a modo de tinta, ya saben, como en el Congreso.

Flema. Escupitajo infeccioso expulsado con tranquilidad y elegancia.

Florida. Estado situado al Sur de los EE.UU que se caracteriza por un montón de cosas y todas carentes del menor decoro.

Fogosidad. Estado de febril deseo y enamoramiento que suele requerir tratamiento médico para evitar males mayores.

Foie-gras. Hígado de ganso cremosa y delicadamente untado sobre una tostada. Se desconoce si otros órganos de estas aves podrían resultar también untables, a mí me tienta la idea, francamente.

Forraje. Conjunto de programas televisivos que componen la programación de fin de semana.

Forúnculo. Denominación de cierto tipo de lesión cutánea que, debido a la original sonoridad de su nombre, fue considerada como el máximo exponente del humor español durante muchos años.

Francia. País al que están sujetos España y Portugal, sin él la Península Ibérica caería al vacío, siendo devorada por bestias marinas varias.

Franco Bahamonde, Francisco (1892-1975). Famoso pianista ruso de ideología comunista.

Freud Sigmund (1856-1939). Psicólogo austriaco que gustaba de sufrir lipotimias cada vez que alguien le confesaba sus creencias religiosas, en especial su discípulo Jung. Cuando éste le declaró su espiritual filosofía, Freud sufrió un desmayo tan fuerte que se le rizaron los bigotes e hicieron falta dos fornidos jóvenes tirando con todas sus fuerzas para lograr devolverlos a su estado normal..

Fusilar. Antigua costumbre europea hoy extendida por todo el mundo con grandes resultados. Consiste en atar a un individuo absolutamente inocente a un mástil para después dispararle con fusiles varios hasta su absoluta eliminación. Así se ha conseguido la práctica extinción a nivel mundial de las personas no culpables.

JUAN URRUTIA

fuente:VISTAZOALAPRENSA.COM

Thomás Jefferson,1743-1826

In ALGO CIERTO, ALGO POLITICO on 2009-04-12 at 12:08

Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate.
Sí el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda,los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a ellos,privarán a la gente de toda posesión,primero por medio de la inflación,seguida por la recesión..hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo,sobre la tierra que sus padres conquistaron.

THOMÁS JEFFERSON-1802