julymurillo

Archive for 28 julio 2009|Monthly archive page

Antonio Vargas Heredia

In LA COPLA on 2009-07-28 at 17:40

Con un clavel grana temblando en la boca
con una varita de mimbre en la mano
por una verea que llega hasta el rio
iba Antonio Vargas Heredia el gitano

Entre los naranjos, la luna lunera
ponía en su frente la luz de azahar
y cuando apuntaban las claras del día
llevaba reflejos del verde olivar
del verde olivar

Antonio Vargas Heredia
flor de la raza calé
calló el mimbre de tu mano
y de la boca el clavel
y de la boca el clavel

De Puentegenil a Lucena
de Loja a Benamejí
de Puentegenil a Lucena
de Loja a Benamejí
las mocitas de Sierra Morena
se mueren de pena
llorando por ti
Antonio Vargas Heredia
se mueren de pena
llorando por ti.

Era Antonio Vargas Heredia el gitano
el mas arrogante y el mejor plantao
y por los contornos de Sierra Morena
no lo hubo mas bueno, mas guapo y honrao

Pero por culpita de una hembra gitana
su faca en el pecho de un hombre se hundió
los celos malditos nublaron sus ojos
y preso en la trena de rabia lloró
de rabia lloró

Antonio Vargas Heredia
flor de la raza calé
calló el mimbre de tu mano
y de la boca el clavel
y de la boca el clavel

De Puentegenil a Lucena
de Loja a Benamejí
de Puentegenil a Lucena
de Loja a Benamejí
las mocitas de Sierra Morena
se mueren de pena
llorando por ti
Antonio Vargas Heredia
se mueren de pena
llorando por ti.

Romancero gitano

In LETRAS ANDALUZAS on 2009-07-28 at 17:26

PRENDIMIENTO DE ANTOÑITO EL CAMBORIO EN EL CAMINO DE SEVILLA
A Margarita Xirgu

Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
con una vara de mimbre
va a Sevilla a ver los toros.
Moreno de verde luna
anda despacio y garboso.
Sus empavonados bucles
le brillan entre los ojos.
A la mitad del camino
cortó limones redondos,
y los fue tirando al agua
hasta que la puso de oro.
Y a la mitad del camino,
bajo las ramas de un olmo,
guardia civil caminera
lo llevó codo con codo.

El día se va despacio,
la tarde colgada a un hombro,
dando una larga torera
sobre el mar y los arroyos.
Las aceitunas aguardan
la noche de Capricornio,
y una corta brisa, ecuestre,
salta los montes de plomo.
Antonio Torres Heredia,
hijo y nieto de Camborios,
viene sin vara de mimbre
entre los cinco tricornios.

*
Antonio, ¿quién eres tú?
Si te llamaras Camborio,
hubieras hecho una fuente
de sangre con cinco chorros.
Ni tú eres hijo de nadie,
ni legítimo Camborio.
¡Se acabaron los gitanos
que iban por el monte solos!
Están los viejos cuchillos
tiritando bajo el polvo.

A las nueve de la noche
lo llevan al calabozo,
mientras los guardias civiles
beben limonada todos.
Y a las nueve de la noche
le cierran el calabozo,
mientras el cielo reluce
como la grupa de un potro.

FEDERICO GARCIA LORCA ,1898 – 1936

El Greco

In BIO-HOMBRES on 2009-07-26 at 23:09

Anónimo veneciano

In CINE on 2009-07-26 at 19:15

Muerte en Venecia

In CINE on 2009-07-26 at 19:07

Somos 50 poemas

In LETRAS FRANCESAS on 2009-07-21 at 7:06

Somos 50 poemas,
El resto no somos nosotros sino la nada
que nos reviste,
Se ríe de nosotros primero,
Vive de nosotros después.
Ahora bien, esta nada no es nada,
No es algo,
Es algunos.
Digo algunos hombres

Antonin Artaud,1896-1948),

Eclipse de mar

In LETRAS ANDALUZAS, LOS 80 on 2009-07-21 at 6:28

Hoy dice el periodico
que ha muerto una mujer que conocÍ
que ha perdido en su campo el atleti
y que ha amanecido nevando en Paris

Que han pillado un alijo de coca
que a piscis y acuario les toca
el vinagre y la hiel
que aprobo el parlamento europeo
una ley a favor de abolir el deseo,
que falló la vacuna anti sida
un golpe de estado ha triunfado
en la luna y movidas así.

Pero nada decia la prensa de hoy
de esta sucia pasión
de este lunes marrón,
del obsceno sabor a cubata
de ron de tu piel
De olor a colonia barata del amanecer

Hoy, amor, como siempre
el diario no hablaba de ti, ni de mi
Hoy amor igual que ayer como siempre
el diario no hablaba de ti, ni de mi

Hoy dijo la radio que han hallado muerto
al niño que yo fui
que han pagado un pasote de pelas
por una acuarela falsa de Dalí

Que ha caido la bolsa en el cielo
que siguen las putas en huelga
de celo en moscu
Que subio la marea, que fusilan mañana
a Jesús de Judea.
Que crecio el agujero de Ozono
que el hombre de hoy es el padre del mono
del año tres mil

Pero nada decia el programa de hoy
de este eclipse de mar
de este salto mortal
de tu voz tiritando en la cinta del contestador
de las manchas que deja el olvido
a traves del colchón

Hoy, amor, como siempre
el diario no hablaba de ti, ni de mi
Hoy, amor, como siempre
el diario no hablaba de ti, ni de mi
Hoy, amor, como siempre
el diario no hablaba de ti, ni de mi

JOAQUIN SABINA-AUTE

Bonanza

In LA TV on 2009-07-20 at 19:08

Princesas

In LOS 2000 on 2009-07-20 at 18:40

Sigo buscando una sonrisa de repente en un bar,
Una calada de algo que me pueda colocar,
Una película que consiga hacerme llorar, ahá…
Cambiar un “no me creo nada” por “te quiero, chaval””
Cualquier escusa, una chorrada, es buena para brindar
Soltar en una carcajada todo el aire y después respirar.

Sentirme como una colilla entre unos labios al fumar,
Colgarme de cualquiera que le guste trasnochar,
Qué inoportuno fue decirte “me tengo que largar””,
Pero qué bien estoy ahora,
quiero volver a hablar:

de princesas que buscan
Tipos que coleccionar
A los pies de su cama,
tu eres algo… que he olvidado ya.

Ando silbando me paro con la gente a charlar,
Me tomo algo, sonrío y me lo vuelvo a tomar,
Escucho música y me pongo a bailar.
Sigo flipando cuando veo mi cara en el As,
Últimamente las cosas cambian cada vez más,
A veces pienso que algo malo viene detrás.

me siento como una colilla entre unos labios al fumar
me cuelgo de cualquiera que le guste trasnochar
que inoportuno fue decirte “me tengo que largar”
pero que bien estoy ahora…quiero volver hablar

de princesas que buscan
tipos que coleccionar
a los pies de su cama tu eres algo
quiero volver hablar

de princesas que buscan
tipos que coleccionar
a los pies de su cama
tu eres algo….ue he olvidado ya

Sigo buscando una sonrisa de repente en un bar,
Una calada de algo que me pueda colocar,
Una película que consiga hacerme llorar…

de princesas que buscan
tipos que coleccionar
a los pies de su cama
tu eres algo..
quiero volver hablar

de princesas que buscan
tipos que coleccionar
a los pies de su cama
tu eres algo…que he olvidado ya

PEREZA

Esa Gentuza

In ALGO DE OPI on 2009-07-20 at 18:33

Paso a menudo por la carrera de San Jerónimo, caminando por la acera opuesta a las Cortes, y a veces coincido con la salida de los diputados del Congreso. Hay coches oficiales con sus conductores y escoltas, periodistas dando los últimos canutazos junto a la verja, y un tropel de individuos de ambos sexos, encorbatados ellos y peripuestas ellas, saliendo del recinto con los aires que pueden ustedes imaginar. No identifico a casi ninguno, y apenas veo los telediarios; pero al pájaro se le conoce por la cagada. Van pavoneándose graves, importantes, seguros de su papel en los destinos de España, camino del coche o del restaurante donde seguirán trazando líneas maestras de la política nacional y periférica. No pocos salen arrogantes y sobrados como estrellas de la tele, con trajes a medida, zapatos caros y maneras afectadas de nuevos ricos. Oportunistas advenedizos que cada mañana se miran al espejo para comprobar que están despiertos y celebrar su buena suerte. Diputados, nada menos. Sin tener, algunos, el bachillerato. Ni haber trabajado en su vida. Desconociendo lo que es madrugar para fichar a las nueve de la mañana, o buscar curro fuera de la protección del partido político al que se afiliaron sabiamente desde jovencitos. Sin miedo a la cola del paro. Sin escrúpulos y sin vergüenza. Y en cada ocasión, cuando me cruzo con ese desfile insultante, con ese espectáculo de prepotencia absurda, experimento un intenso desagrado; un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio. No es un acto reflexivo, como digo. Sólo visceral. Desprovisto de razón. Un estallido de cólera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su puta madre.

Sé que esto es excesivo. Que siempre hay justos en Sodoma. Gente honrada. Políticos decentes cuya existencia es necesaria. No digo que no. Pero hablo hoy de sentimientos, no de razones. De impulsos. Yo no elijo cómo me siento. Cómo me salta el automático. Algo debe de ocurrir, sin embargo, cuando a un ciudadano de 57 años y en uso correcto de sus facultades mentales, con la vida resuelta, cultura adecuada, inteligencia media y conocimiento amplio y razonable del mundo, se le sube la pólvora al campanario mientras asiste al desfile de los diputados españoles saliendo de las Cortes. Cuando la náusea y la cólera son tan intensas. Eso me preocupa, por supuesto. Sigo caminando carrera de San Jerónimo abajo, y me pregunto qué está pasando. Hasta qué punto los años, la vida que llevé en otro tiempo, los libros que he leído, el panorama actual, me hacen ver las cosas de modo tan siniestro. Tan agresivo y pesimista. Por qué creo ver sólo gentuza cuando los miro, pese a saber que entre ellos hay gente perfectamente honorable. Por qué, de admirar y respetar a quienes ocuparon esos mismos escaños hace veinte o treinta años, he pasado a despreciar de este modo a sus mediocres reyezuelos sucesores. Por qué unas cuantas docenas de analfabetos irresponsables y pagados de sí mismos, sin distinción de partido ni ideología, pueden amargarme en un instante, de este modo, la tarde, el día, el país y la vida.

Quizá porque los conozco, concluyo. No uno por uno, claro, sino a la tropa. La casta general. Los he visto durante años, aquí y afuera. Estuve en los bosques de cruces de madera, en los callejones sin salida a donde llevan sus irresponsabilidades, sus corruptelas, sus ambiciones. Su incultura atroz y su falta de escrúpulos. Conozco las consecuencias. Y sé cómo lo hacen ahora, adaptándose a su tiempo y su momento. Lo sabe cualquiera que se fije. Que lea y mire. Algún día, si tengo la cabeza lo bastante fría, les detallaré a ustedes cómo se lo montan. Cómo y dónde comen y a costa de quién. Cómo se reparten las dietas, los privilegios y los coches oficiales. Cómo organizan entre ellos, en comisiones y visitas institucionales que a nadie importan una mierda, descarados e inútiles viajes turísticos que pagan los contribuyentes. Cómo se han trajinado –ahí no hay discrepancias ideológicas– el privilegio de cobrar la máxima pensión pública de jubilación tras sólo 7 años en el escaño, frente a los 35 de trabajo honrado que necesita un ciudadano común. Cómo quienes llegan a ministros tendrán, al jubilarse, sólidas pensiones compatibles con cualquier trabajo público o privado, pensiones vitalicias cuando lleguen a la edad de jubilación forzosa, e indemnizaciones mensuales del 100% de su salario al cesar en el cargo, cobradas completas y sin hacer cola en ventanillas, desde el primer día.

De cualquier modo, por hoy es suficiente. Y se acaba la página. Tenía ganas de echar la pota, eso es todo. De desahogarme dándole a la tecla, y es lo que he hecho. Otro día seré más coherente. Más razonable y objetivo. Quizás. Ahora, por lo menos, mientras camino por la carrera de San Jerónimo, algunos sabrán lo que tengo en la cabeza cuando me cruzo con ellos.

ARTURO PEREZ REVERTE

XLSEMANAL.FINANZAS.COM