julymurillo

Archive for the ‘LETRAS ITALIANAS’ Category

Atravesar una calle…

In LETRAS ITALIANAS on 2014-03-01 at 9:54

Atravesar una calle para escapar de casa
puede hacerlo un muchacho, pero este hombre que anda
todo el día por las calles ya no es un
muchacho y no escapa de casa.
   Hay tardes de verano
en que hasta las plazas se vacían, tendidas
bajo el sol declinante, y este hombre que llega
a una alameda de inútiles hierbas, se detiene.
¿Vale la pena estar solo, para estar siempre más solo?
Caminar por caminar; las plazas y las calles
están solas. Es preciso detener a una mujer,
hablarle y persuadirla de vivir juntos.
De no ser así, uno habla a solas. Es por esto que a veces
el borracho nocturno comienza a farfullar
y relata los proyectos de toda la vida.

No es verdad que esperando en la plaza desierta
el encuentro se dé con alguno; pero quien va por las calles
se detiene de vez en cuando. Si fueran dos,
aun andando en las calles, la casa estaría
donde aquella mujer y valdría la pena.
En la noche, la plaza vuelve a quedarse vacía
y este hombre, que pasa sin mirar las casas
entre inútiles luces, ya no levanta sus ojos:
sólo mira el empedrado hecho por otros hombres
de manos endurecidas, como las suyas.
No es justo quedarse en la plaza desierta.
Es seguro que existe esa mujer en la calle
que, rogándoselo, quisiera consolar esa casa.

Cesare Pavese (Cuneo, 198- Turín, 1950), Trabajar cansa


Traversare una strada per scappare di casa
lo fa solo un ragazzo, ma quest’uomo che gira
tutto il giorno le strade, non è più un ragazzo
e non scappa di casa.

Ci sono d’estate
pomeriggi che fino le piazze son vuote, distese
sotto il sole che sta per calare, e quest’uomo, che giunge
per un viale d’inutili piante, si ferma.
Val la pena esser solo, per essere sempre più solo?
Solamente girarle, le piazze e le strade
sono vuote. Bisogna fermare una donna
e parlarle e deciderla a vivere insieme.
Altrimenti, uno parla da solo. È per questo che a volte
c’è lo sbronzo notturno che attacca discorsi
e racconta i progetti di tutta la vita.

Non è certo attendendo nella piazza deserta
che s’incontra qualcuno, ma chi gira le strade
si sofferma ogni tanto. Se fossero in due,
anche andando per strada, la casa sarebbe
dove c’è quella donna e varrebbe la pena.
Nella notte la piazza ritorna deserta
e quest’uomo, che passa, non vede le case
tra le inutili luci, non leva più gli occhi:
sente solo il selciato, che han fatto altri uomini
dalle mani indurite, come sono le sue.
Non è giusto restare sulla piazza deserta.
Ci sarà certamente quella donna per strada
che, pregata, vorrebbe dar mano alla casa.

Cesare Pavese, Lavorare stanca

Anuncios

El viento que esta noche atento suena…

In LETRAS ITALIANAS, PREMIO NOBEL on 2013-05-17 at 8:23

EUGENIO MONTALEEl viento que esta noche atento suena
recordando el fragor de los cuchillos,
herramientas de árbol denso, intacto,
horizontes de cobre
donde los rayos de la antorcha se abren
como cometas que retumba el cielo.
(¡Nubes perecederas, por supuesto,
reinos de allí! ¡De altos Eldorados,
con puertas entornadas!)
y el mar, que, latigazo a latigazo
muda lívidos tonos,
lanza al suelo trompetas
retorcidas de espumas;
el viento, mientras nace y mientras muere
ralentiza las horas,
fue la noche sonora para todos
olvidado instrumento,
corazón.

Eugenio Montale (Génova, 1896 – Milán, 1981) Corno inglés

Il vento che stasera suona attento
-ricorda un forte scotere di lame-
gli strumenti dei fitti alberi e spazza
l’orizzonte di rame
dove strisce di luce si protendono
come aquiloni al cielo che rimbomba
(Nuvole in viaggio, chiari
reami di lassù! D’alti Eldoradi
malchiuse porte!)
e il mare che scaglia a scaglia,
livido, muta colore
lancia a terra una tromba
di schiume intorte;
il vento che nasce e muore
nell’ora che lenta s’annera
suonasse te pure stasera
scordato strumento,
cuore.
.
.
.PREMIO NOBEL 1975

La trombettina

In LETRAS ITALIANAS on 2013-01-19 at 0:41

corrado gavoniEsto es lo que queda
de toda la magia de la feria:
esa trompetilla
de lata azul y verde,
que toca una niñita,
caminando, descalza, por los campos.

Pero en el interior de esa forzada nota,
hay payasos blancos y rojos;
está la banda, de ruidoso oro,
el carrusel con caballitos, el órgano, las luces.

Como en el goteo del ramaje
está todo el temor del huracán,
la belleza de los relámpagos y el arcoirís,
en la mojada cerilla de una luciérnaga,
que se deshace en una hoja de brezo,
toda la maravilla de la primavera.

Corrado Govoni (Tamara, 1884-Lido dei Pini, 1965) La trompetilla

Ecco che cosa resta
di tutta la magia della fiera:
quella trombettina,
di latta azzurra e verde
che suona una bambina…

Ma, in quella nota sforzata,
ci son dentro i pagliacci bianchi e rossi,
c’è la banda d’oro rumoroso,
la giostra coi cavalli, l’organo, i lumini.

Come, nel gocciolare della gronda,
c’è tutto lo spavento della bufera,
la bellezza dei lampi e dell’arcobaleno;
nell’umido cerino d’una lucciola
che si sfa su una foglia di brughiera,
tutta la meraviglia della primaver.
.
.
.
Fuente-Pilar Couceiro.

Reposarás por siempre….

In LETRAS ITALIANAS on 2012-01-27 at 1:52

Reposarás por siempre,
cansado corazón! Murió el engaño
que eterno imaginé. Murió. Y advierto
que en mí, de lisonjeras ilusiones
con la esperanza, aun el anhelo ha muerto.
Para siempre reposa;
basta de palpitar. No existe cosa
digna de tus latidos; ni la tierra
un suspiro merece: afán y tedio
es la vida, no más, y fango el mundo.
Cálmate y desespera
la última vez: a nuestra raza el Hado
sólo otorgó el morir. Por tanto, altivo,
desdeña tu existencia y la Natura
y la potencia dura
que con oculto modo
sobre la ruina universal impera,
y la infinita vanidad del todo.

A sí mismo, Canto XXVIII
Giacomo Leopardi (Renacat, 1798-Nápoles, 1837)

————————-

A se stesso

Or poserai per sempre,
Stanco mio cor. Perì l’inganno estremo,
Ch’eterno io mi credei. Perì. Ben sento,
In noi di cari inganni,
Non che la speme, il desiderio è spento.
Posa per sempre. Assai
Palpitasti. Non val cosa nessuna
I moti tuoi, nè di sospiri è degna
La terra. Amaro e noia
La vita, altro mai nulla; e fango è il mondo
T’acqueta omai. Dispera
L’ultima volta. Al gener nostro il fato
Non donò che il morire. Omai disprezza
Te, la natura, il brutto
Poter che, ascoso, a comun danno impera
E l’infinita vanità del tutto.

Edición, Couceiro, 2012

Si no es amor, ¿qué es lo que siento entonces?

In LETRAS ITALIANAS on 2011-11-11 at 8:38

Si no es amor, ¿qué es lo que siento entonces?

Mas si es amor, por Dios, ¿qué cosa y cómo?

Si buena es, ¿por qué es mortal su efecto?

Y si mala, ¿por qué es dulce el tormento?

Si a voluntad me abraso, ¿por qué el llanto?

Si a mi pesar, ¿qué vale lamentarse?

Oh delicioso daño, o viva muerte,

¿cómo, sin consentirlo, tanto puedes?

Y no me he de quejar, si lo consiento.

En frágil barca vientos tan contrarios

me encuentro en alta mar y sin gobierno,

tan falto de saber, de error cargado,

que yo mismo no sé ni lo que quiero,

y tiemblo de calor, y ardo de frío.

Francesco di Petrarca (Arezzo, 1304-Padua, 1374)

Canzoniere, Sonetto CXXXII

S’amor non è, che dunque è quel ch’io sento?
Ma s’egli è amor, perdio, che cosa et quale?
Se bona, onde l’effecto aspro mortale?
Se ria, onde sí dolce ogni tormento?

5S’a mia voglia ardo, onde ’l pianto e lamento?
S’a mal mio grado, il lamentar che vale?
O viva morte, o dilectoso male,
come puoi tanto in me, s’io no ’l consento?

Et s’io ’l consento, a gran torto mi doglio.
Fra sí contrari vènti in frale barca
mi trovo in alto mar senza governo,

sí lieve di saver, d’error sí carca
ch’i’ medesmo non so quel ch’io mi voglio,
et tremo a mezza state, ardendo il verno.

No tiene el gran artista ni un concepto…

In LETRAS ITALIANAS on 2010-09-17 at 11:29

No tiene el gran artista ni un concepto

que un mármol sólo en sí no circunscriba

en su exceso, mas sólo a tal arriba

la mano que obedece al intelecto.

El mal que huyo y el bien que prometo,

bella señora, en ti, divina, altiva,

igual se esconde; y porque más no viva,

se opone el arte al deseado efecto.

No tiene, pues, Amor, ni tu belleza

o rigor, o fortuna, o gran desvío

la culpa de mi mal, destino o suerte;

pues que en tu corazón, piedad, dureza,

llevas al tiempo el bajo ingenio mío

ardiendo donde no extrae sino muerte.

Miguel Ángel (Soneto 5)
.
.
.
.
.

*Miguel Ángel Buonarroti (Caprese 1475–Roma 1564). El gran escultor, pintor y artista del Renacimiento. Como buen humanista, también era poeta.

Te pienso

In LETRAS ITALIANAS on 2010-06-04 at 11:17

Te pienso,
cuando la nieve lenta se desliza
en silencio,
cuando el sol corta con su filo ardiente
la montaña austera.
Te pienso,
cuando al fondo de mi corazón
tu nostalgia me lacera el alma,
cuando la luna baña de cerúleas luces
una franja del mar adormecido,
cuando al fondo nocturno
los ríos se dispersan.
Te pienso
en el suave susurro de tus labios soñantes.
¡TE QUIERO!
cuando pétalos de flor abren mi cuerpo
al rocío del alba.
Te pienso,
cada momento de este eterno día,
como piensa la madre del soldado,
como el niño en su ángel de la guarda,
como el reo de muerte
a la vida que huye.
¡Te pienso!

Anita Abbramo *

* Poetisa italiana (Reggio Calabria, 1941).

Si regresa el sol….

In LETRAS ITALIANAS on 2010-02-05 at 11:28

Si regresa el sol, si cae la tarde,
si la noche tiene un sabor de noches futuras,
si una siesta de lluvia parece regresar
de tiempos demasiado amados y jamás poseídos del todo,
ya no encuentro felicidad ni en gozar ni en sufrir por ello:
ya no siento delante de mí toda la vida…

Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.

Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que me se viene encima, en el ocaso de la juventud;
pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.

Pier Paolo Pasolini