julymurillo

Archive for the ‘TANGOS’ Category

Sus ojos se cerraron

In TANGOS on 2009-06-18 at 9:37

Sus ojos se cerraron y el mundo sigue andando,
Su boca que era mía ya no me besa más
Se apagaron los ecos de su reir sonoro
Y es cruel este silencio que me hace tanto mal.

Fue mía la piadosa dulzura de sus manos,
Que dieron a mis penas caricias de bondad,
Y ahora que la evoco hundido en mi quebranto,
Las lagrimas trenzadas se niegan a brotar,
Y no tengo el consuelo de poder llorar.

Porque sus alas tan cruel quemó la vida,
Por que esta mueca siniestra de la suerte?
Quise abrigarla y más pudo la muerte,
Como me duele y se ahonda mi herida.

Yo se que ahora vendrán caras extrañas
Con su limosna de alivio a mi quebranto
Todo es mentira, mentira es el lamento
Hoy esta solo mi corazón.

Como perros de presa las penas traicioneras
Celando mi cariño galopaban detrás,
Y escondida en las aguas de su mirada buena
La muerte agazapada marcaba su compás.

En vano yo alentaba febril una esperanza,
Clavé en mi carne viva sus garras el dolor,
Y mientras en la calle en loca algarabía
El carnaval del mundo gozaba y se reía
Burlndose el destino me robó su amor.

Porque sus alas tan cruel quemó la vida,
Por que esta mueca siniestra de la suerte?
Quise abrigarla y más pudo la muerte,
Como me duele y se ahonda mi herida.

Yo se que ahora vendrán caras extrañas
Con su limosna de alivio a mi quebranto
Todo es mentira, mentira es el lamento
Hoy esta solo mi corazón.

Anuncios

Morucha

In ALGO DE LIRICA, TANGOS on 2009-05-22 at 23:07

No sé que tienen tus ojos
que, al mirarme, me dan frio
miedo me causan tus ojos
y en tus ojos yo confío.
Negros son como la noche
y más negros que mi pena
sólo mirándome en ellos
quisiera morirme, nena.

Morucha…
morucha divina,
clavel tempranero
quisiera…
quisiera en tu boca besarte el primero
cantarte…
cantarte muy quedo ..
decirte “me muero”
bocucha de rosa,
clavel tempranero.

En la luz de tu mirada
he quedado prisionero;
no quiero que me rediman,
pues no es cárcel, es el cielo.
Y si muero desterrado
y, si al fin he de dejarte
al morir Dios me conceda
tus ojos poder mirarte.

Morucha…
morucha divina, clavel tempranero,
quisiera…
quisiera en tu boca besarte el primero
cantare…
cantarte muy quedo, decirte “me muero”
bocucha de rosa, clavel tempranero.
Morucha….Morucha…

Silencio

In TANGOS on 2009-05-13 at 23:44

Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion descansa

Meciendo una cuna
una madre canta
un canto querido
que llega hasta el alma
porque en esa cuna
esta su esperanza

Eran cinco hermanos
ella era una santa
eran cinco besos
de cada manana

Rosaban muy tierno
las ebras de plata
de esa viejecita
de canas muy blancas
Eran cinco hijos
que al taller marchaban

Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion trabaja

Un clarin se oye
peligra la patria
y al grito de guerra
los hombres se matan
cubriendo de sangre
los campos de Francia

Hoy todo ha pasado
renacen las plantas
un himno a la vida
los arados cantan

Y la viejecita
de canas muy blancas
se quedo muy sola
con cinco medallas
que por cinco heroes
la premio la patria

Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion descansa

un coro lejano
de madres que cantan
mecen en sus cuna
nuevas esperanzas…

Silencio en la noche
Silencio en las almas

Flor de tango

In LOS 20, TANGOS on 2009-05-04 at 14:54

Mina que te manyo de hace rato,
perdoname si te bato
de que yo te vi nacer.
Tu cuna fue un conventillo
alumbrao a querosén.
Justo a los catorce abriles
te entregaste a la farra,
las delicias del gotán.
Te gustaban la alhajas,
los vestidos a la moda
y las farras de champán.

Anduviste pelechada,
de sirvienta acompañada
pa’ pasar por niña bien,
y de muchas envidiada
porque llevabas buen tren.
Y te hiciste chacadora,
luego fuiste la señora
de un comerciante mishé
que lo dejaste arruinado,
sin el vento y amurado
en la puerta de un café.

Después fuiste la amiguita
de un viejito boticario,
y el hijo de un comisario
todo el vento te chacó;
empezó tu decadencia,
las alhajas amuraste
y una piecita alquilaste
en una casa ‘e pensión.
Te hiciste tonadillera,
pasaste ratos extraños
y a fuerza de desengaños
quedaste sin corazón.

Fue tu vida como un lirio
de congojas y martirios;
sólo un dolor te agobió:
no tenías en el mundo
ni un cariño ni un consuelo,
el amor de tu madre te faltó.
Fuiste papusa del tango
y las delicias del tango
te espiantaron del bulín;
los amigos te engrupieron
y ellos mismos te perdieron
noche a noche en el festín.

(1917)
Letra: Pascual Contursi
Música: Augusto A. Gentile

A media luz

In TANGOS on 2009-04-02 at 12:22

Corrientes 3, 4, 8,
segundo piso, ascensor.
No hay porteros ni vecinos.
Adentro, cocktail y amor.
Pisito que puso Maple:
piano, estera y velador,
un telefón que contesta,
una victrola que llora
viejos tangos de mi flor
y un gato de porcelana
pa’ que no maulle al amor.

Y todo a media luz,
que es un brujo el amor,
a media luz los besos,
a media luz los dos.
Y todo a media luz
crepúsculo interior.
¡Qué suave terciopelo
la media luz de amor!

Juncal 12, 24
Telefoneá sin temor.
De tarde, té con masitas;
de noche, tango y cantar.
Los domingos, tés danzantes;
los lunes, desolación,
Hay de todo en la casita:
almohadones y divanes;
come en botica, cocó;
alfombras que no hacen ruido
y mesa puesta al amor.

Mi Buenos Aíres querido

In TANGOS on 2009-04-02 at 12:19

Mi Buenos Aires querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más penas ni olvido.

El farolito de la calle en que nací
fue el centinela de mis promesas de amor,
bajo su inquieta lucecita yo la vi
a mi pebeta luminosa como un sol.

Hoy que la suerte quiere que te vuelva a ver,
ciudad porteña de mi único querer,
oigo la queja de un bandoneón,
dentro del pecho pide rienda el corazón.

Mi Buenos Aires, tierra florida
donde mi vida terminaré.
Bajo tu amparo no hay desengaño
vuelan los años, se olvida el dolor.

En caravana los recuerdos pasan
como una estela dulce de emoción,
quiero que sepas que al evocarte
se van las penas del corazón.

Las ventanitas de mis calles de Arrabal,
donde sonríe una muchachita en flor;
quiero de nuevo yo volver a contemplar
aquellos ojos que acarician al mirar.

En la cortada más maleva una canción,
dice su ruego de coraje y de pasión;
una promesa y un suspirar
borró una lágrima de pena aquel cantar.

Mi Buenos Aires querido….
cuando yo te vuelva a ver…
no habrá más penas ni olvido

Caminito

In TANGOS on 2009-03-31 at 8:51

Caminito que el tiempo ha borrado
que juntos un día nos viste pasar
he venido por última vez
he venido a contarte mi mal.

Caminito que entonces estabas
bordeado de trébol y juncos en flor
una sombra ya pronto serás
una sombra lo mismo que yo.

Desde que se fue
triste vivo yo
caminito amigo
yo también me voy.

Desde que se fue
nunca más volvió
seguiré sus pasos
caminito, adiós.

Caminito abierto de cardos
la mano del tiempo tu huella borró
y a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.

Desde que se fue
triste vivo yo
caminito amigo
yo también me voy.

Desde que se fue
nunca más volvió
seguiré sus pasos
caminito, adiós

En esta tarde grís

In TANGOS on 2009-03-29 at 2:38

Que ganas de llorar
en esta tarde gris
en su repiquetear
la lluvia habla de ti
remordimiento de saber
que por mi culpa
nunca vida, nunca te veré.

Mi ojos al cerrar
te ven igual que ayer
temblando al implorar
de nuevo mi querer
y hoy es tu voz que vuelve a mí
en esta tarde gris.

Ven, triste me decías
en esta soledad
no puede más el alma mía
ven… y apiádate de mi dolor
que estoy cansado de llorarte
sufrir y esperarte
y hablar siempre a solas con mi corazón.

Ven, pues te quiero tanto
que si no vienes hoy
voy a quedar ahogado en llanto
no, no puede ser que viva así
con este amor clavado en mí
como una maldicíón.

Ven, pues te quiero tanto
que si no vienes hoy
voy a quedar ahogado en llanto
no, no puede ser que viva así
con este amor clavado en mí
como una maldición.

Malena

In TANGOS on 2009-03-29 at 2:33

Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón
al yuyo de suburbio su voz perfuma.
Malena tiene penas de bandoneón.
tal vez allá, en la infancia, su voz de alondra
tomo ese tono oscuro de callejón;
o acaso aquel romance que solo nombra
cuando se pone triste con el alcohol…
Malena canta el tango con voz de sombra;
Malena tiene pena de bandoneón.
Tu canción
tiene el frío del ultimo encuentro.
Tu canción
se hace amarga en la sal del recuerdo.
Yo no se
si tu voz es la flor de una pena;
solo se
que al rumor de tus tangos, Malena,
te siento más buena,
más buena que yo.
Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.
Malena canta el tango con voz quebrada;
Malena tiene pena de bandoneón

Uno

In TANGOS on 2009-03-29 at 2:18

Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias…
Sabe que la lucha es cruel
y es mucha, pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina.
Uno va arrastrandose entre espinas
y en su afan de dar su amor
sufre y se destroza hasta entender,
que uno se ha quedado sin corazon…
Precio de castigo que uno entrega
por un beso que no llega
o un amor que lo engañó.
Vacio ya de amar y de llorar
tanta traicion!…

Si yo tuviera el corazon,
el corazon que di…
Si yo pudiera como ayer
querer sin presentir…
Es posible que a tus ojos
que me gritan su cariño
los cerrara con mis besos…
Sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos
los que hundieron mi vivir…

Si yo tuviera el corazon,
el mismo que perdi…
Si olvidara a la que ayer
lo destrozo, y pudiera amarte,
me abrazaria a tu ilusion
para llorar tu amor.

Pero Dios te puso en mi camino
sin pensar que ya es muy tarde
y no sabre como quererte…
Dejame que llore
como aquel que sufre en vida
la tortura de llorar su propia muerte.
Pura como sos habrias salvado
mi esperanza con tu amor…
Uno esta tan solo en su dolor,
Uno esta tan ciego en su penar…
Pero un frio cruel
que es peor que el odio,
punto muerto de las almas,
tumba horrenda de mi amor,
maldijo para siempre y me robo
toda ilusion…

Si yo tuviera el corazon,
el mismo que perdi…
Si olvidara a la que ayer
lo destrozo, y pudiera amarte,
me abrazaria a tu ilusion
para llorar tu amor.

ENRIQUE SANTOS DISCÉPOLO