julymurillo

Archive for the ‘LETRAS FRANCESAS’ Category

Leí todos los libros y está, ¡ay! la carne triste…..

In LETRAS FRANCESAS on 2013-04-26 at 14:17

Leí todos los libros y está, ¡ay! la carne triste.
¡Huir, huir muy lejos! Siento a las ebrias aves
vagar entre los cielos y la ignorada espuma.

Nada, ni los jardines viejos entre los ojos,
guardará el corazón del ocaso del mar,
ni la luz que en la noche mi lámpara difunde
sobre el papel vacío que protege su albura
retendrá al corazón que en el mar se sumerge,

ni la amorosa madre que a su hijo amamanta.

¡Yo partiré! ¡Navío, tu velamen despliega
y levanta las anclas hacia incógnitos bosques!
Un tedio, desolado por la cruel esperanza,
confía en el supremo adiós de los pañuelos.

Y tal vez, son tus mástiles lanzados por el viento,
esos perdidos náufragos que no encuentran maderos,
sin mástiles, sin mástiles, ni islote en lontananza…
mas oye, corazón, el canto navegante!

Stéphane Mallarmé (París, 1842-1898), Brisa marina
.
.
.
.
.
.

La chair est triste, hélas ! et j’ai lu tous les livres.

Fuir! là-bas fuir! Je sens que des oiseaux sont ivres

D’être parmi l’écume inconnue et les cieux!

Rien, ni les vieux jardins reflétés par les yeux

Ne retiendra ce coeur qui dans la mer se trempe

O nuits ! ni la clarté déserte de ma lampe

Sur le vide papier que la blancheur défend

Et ni la jeune femme allaitant son enfant.

Je partirai! Steamer balançant ta mâture,

Lève l’ancre pour une exotique nature!

Un Ennui, désolé par les cruels espoirs,

Croit encore à l’adieu suprême des mouchoirs!

Et, peut-être, les mâts, invitant les orages

Sont-ils de ceux qu’un vent penche sur les naufrages

Perdus, sans mâts, sans mâts, ni fertiles flots…

Mais, ô mon coeur, entends le chant des matelots!

Brise marine

Muy niño iba soñando en Ko-Hinnor…

In LETRAS FRANCESAS on 2012-06-22 at 23:44

¡Muy niño iba soñando en Ko-Hinnor,
suntuosidad persa y papal,
Heliogábalo Y Sardanápalo!

¡Mi deseo creaba bajo los techos de oro,
entre los perfumes, al son de las músicas,
harenes sin fin, paraísos físicos!

Hoy, más sosegado y no menos ardiente,
pero conociendo la vida y la necesidad de doblegarse,
he debido refrenar mi bella locura,
sin resignarme demasiado, sin embargo.

¡Sea! lo grandioso escapa a mis dientes,
pero, ¡quita allá lo amable y quita las heces!
Siempre he odiado a la mujer bonita,
a la rima asonante y al amigo prudente.
.

Paul Verlaine (Metz, 1844-París, 1896), Resignación

Tout enfant, j’allais rêvant Ko-Hinnor,
Somptuosité persane et papale,
Héliogabale et Sardanapale!

Mon désir créait sous des toits en or,
Parmi les parfums, au son des musiques,
Des harems sans fin, paradis physiques!

Aujourd’hui plus calme et non moins ardent,
Mais sachant la vie et qu’il faut qu’on plie,
J’ai dû refréner ma belle folie,
Sans me résigner par trop cependant.

Soit! le grandiose échappe à ma dent,
Mais fi de l’aimable et fi de la lie!
Et je hais toujours la femme jolie!
La rime assonante et l’ami prudent.
.
.
.

Paul Verlaine, Résignation

Sensación

In LETRAS FRANCESAS on 2012-03-09 at 12:44

Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano,
herido por el trigo, a pisar la pradera;
soñador, sentiré su frescor en mis plantas
y dejaré que el viento me bañe la cabeza.

Sin hablar, sin pensar, iré por los senderos:
pero el amor sin límites me crecerá en el alma.
Me iré lejos, dichoso, como un gitano errante,
por los campos, muy lejos, como con una joven.
.
.
.

Jean Nicolas Arthur Rimbaud (Charleville, 1854 – Marsella, 1891)

Quisiera tener una noche…

In LETRAS FRANCESAS on 2012-01-20 at 12:05

Quisiera tener una noche

a mi caballero desnudo en mis brazos;

que él fuera feliz

sólo con ser yo su almohada,

pues más enamorada estoy

que Floris de Blancaflor;

mi corazón, amor y juicio,

mis ojos y mi vida, le pertenecen.

Hermoso amigo, amable y bueno:

¿cuándo os poseeré?

¡Si pudiese dormir una noche con vos

entre amorosos besos!

Sabed que mi mayor deseo

sois vos y no mi marido,

pero habréis de jurar hacerme

todo lo que yo os pida.

Condesa Beatriz de Dya (Provenza, s. XII)

Ben volria mon cavallier

tener un ser e mos bratz nut,

q´el s´en tengra per erebut

sol q´a lui fezes cosseillier;

car plus m´en sui abellida

no fetz Floris de Blanchaflor :

eu l´autrei mon cor e m´amor,

mon sen, mos huoills e ma vida.

Bels amics, aviens e bos,

cora· us tenrai e mon poder ?

e que jagues ab vos un ser

e qe.us des un bais amoros!

Sapchatz, gran talan n´auria

qe.us tengues en luoc del marit,

ab so que m´aguessetz plevit

de far tot so qu´eu volria.
.
.
.
.

Comtessa Beatrix de Dya (La Provençe, s. XII)

Edición © Couceiro 2012
1 Archivos adjuntos| 8KB

Cuando trémula avives…..

In LETRAS FRANCESAS on 2011-10-14 at 10:03

Cuando trémula avives el fuego que destella,
hilando y devanando cabe el hogar sentada,
al modular mis versos dirás maravillada:
“Ronsard cantó mis años, yo era joven y bella”.

Velando tu fatiga, te hablará la doncella,
viendo cómo se enturbia de sueño tu mirada:
-Él amó tu belleza, y en su canción alada
puso tu nombre y puso toda su gloria en ella.

Yo dormiré en el césped, fantasma vagaroso,
y los mirtos oscuros me darán el reposo;
tú, blancos los cabellos, en tu sillón rendida,

lamentarás llorando mi amor y tu desvío…
No espero aquí en la tarde, que fuera desvarío:
Coge desde temprano las rosas de la vida.

de Sonetos a Elena, Pierre de Ronsard (Francia, 1554-1585)

**************************

Quand vous serez bien vieille, au soir, à la chandelle,
Assise auprès du feu, dévidant et filant,
Direz, chantant mes vers, en vous émerveillant :
«Ronsard me célébrait du temps que j’étais belle!»

Lors, vous n’aurez servante oyant telle nouvelle,
Déjà sous le labeur à demi sommeillant,
Qui au bruit de Ronsard ne s’aille réveillant,
Bénissant votre nom de louange immortelle.

Je serais sous la terre, et, fantôme sans os,
Par les ombres myrteux je prendrai mon repos ;
Vous serez au foyer une vieille accroupie,

Regrettant mon amour et votre fier dédain.
Vivez, si m’en croyez, n’attendez à demain :
Cueillez dès aujourd’hui les roses de la vie.

Yo bién quisiera…

In LETRAS FRANCESAS on 2010-12-17 at 8:53

Yo bien quisiera a mi caballero
tener una tarde desnudo en mis brazos,
y que él se inundase de alegría
sólo con que yo le hiciese de almohada

Bello amigo, amable y bueno,
¿cuándo os tendré en mi poder?
¡Ojalá pudiera yacer con vos una tarde
y daros un ardiente beso de amor!

Sabed que mi mayor deseo sería
teneros a vos, en el lugar del marido,
con tal de que me hubierais jurado
hacer todo lo que yo apeteciera.

Beatrix de Dýa *

* Beatrix, Comtessa de Dýa (1180-1212). Esta Trobairitz provenzal, casada con Guilhèm de Poitiers,

fue autora de hermosas melodías y de textos poéticos muy originales, que muchas veces soslayaban la rígida estética del amor cortés.

Te deseo…

In LETRAS FRANCESAS on 2010-01-24 at 11:14

Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro

Te deseo además que seas útil,
más no insustituible.
Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no
madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer
y su dolor y es necesario dejar
que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras
que la risa diaria es buena, que la risa
habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima, por encima
y a pesar de todo, que existen,
y que te rodean, seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro,
alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera,
sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la
acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuantas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez
por año pongas algo de ese dinero

frente a ti y digas: “Esto es mío”.
sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno
de tus defectos muera, pero que si
muere alguno, puedas llorar
sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre,
tengas una buena mujer, y que siendo
mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente, y que cuando
estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
no tengo más nada que desearte.

Victor Hugo

Somos 50 poemas

In LETRAS FRANCESAS on 2009-07-21 at 7:06

Somos 50 poemas,
El resto no somos nosotros sino la nada
que nos reviste,
Se ríe de nosotros primero,
Vive de nosotros después.
Ahora bien, esta nada no es nada,
No es algo,
Es algunos.
Digo algunos hombres

Antonin Artaud,1896-1948),

L’important c’est la rose

In LETRAS FRANCESAS, LOS 60 on 2009-07-14 at 12:14

Toi qui marches dans le vent,
Seul dans la trop grande ville,
Avec le cafard tranquille,
Du passant
Toi qu’elle a laissé tomber
Pour courir vers d’autres lunes,
Pour courir d’autres fortunes,
L’important…

L’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
crois-moi…

Toi qui cherches quelque argent
Pour te boucler la semaine,
Dans la ville, tu promènes
Ton ballant,
Cascadeur, soleil couchant,
Tu passes devant les banques,
Si tu n’es qu’un saltimbanque,

L’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
crois-moi…

Toi, petit, que tes parents
Ont laissé seul sur la terre
Petit oiseau sans lumière
Sans printemps
Dans ta veste de drap blanc
Il fait froid comme en Bohème
T’as le coeur comme en careme
Et pourtant…

L’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
crois-moi…

Toi pour qui, donnant donnant,
J’ai chanté ces quelques lignes,
Comme pour te faire un signe
En passant
Dis à ton tour maintenant
Que la vie n’a d’importance
Que pour une fleur qui danse
Sur le temps…

L’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
crois-moi…
(2x)